Es cierto, lo hemos visto con nuestros propios ojos. El año pasado mientras caminabamos por el Vedado notamos algunas personas agrupadas delante del numero 607 de la Calle 23 en el Vedado. Es una casa con un portalito y un pequeño jardincito, enrejado y ocupado por algunos animales.

La curiosidad de las personas que esperan la guagua o de las que pasan delante a esta casa se enciende a penas ven asomarse un perro lobo siberiano con unos preciosos ojos azules que cuida con mucho celo su territorio y no es todo.

El minúsculo recinto está compuesto por pocos ejemplares, principalmente aves muy vistosas y coloridas: halcones, faisán, pelicano, oca, pajaritos, etc.

¿Cómo se las arreglará el propietario para dar de comer a estos ejemplares considerando que cada uno necesita de un alimento diferente?  

El pelicano, habita regiones cálidas y frecuentan las costas, las orillas de los lagos y los ríos; vive en el mar y se alimenta de peces pequeños y crustáceos.

El  halcón que prefiere los ambientes rocosos salvajes y solitarios a pesar de que también puede vivir en las grandes ciudades donde se alimenta de aves capturadas en el vuelo de las cuales del 30 al 70 por ciento, según la localidad, pueden ser palomas semidomésticas, palomas torcazas, tórtolas, estorninos, córvidos y otras aves de tamaño similar, hasta pequeñas alondras. Necesita un promedio diario de 80-100 gramos de carne, en el que muy de vez en cuando incluye murciélagos, pequeños mamíferos terrestres y grandes insectos.

El perro lobo siberiano, seguramente mucho más contento si viviera en una zona menos calurosa,  es carnivoro.

y el faisán que es omnivoro, se alimenta de pequeños insectos y vegetales.

¿Cuánto felices serán estos animales viviendo en un espacio tan reducido y sufriendo el insesante rumor de la ciudad?

 

comments powered by Disqus
^ Top