La Asamblea Nacional del Poder Popular, en sesión extraordinaria presidida por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, aprobó la nueva Ley de la Inversión Extranjera, la cual ofrece garantías al inversor y al propio tiempo, mediante incentivos fiscales, estimula la realización en nuestros país de entidades foráneas interesados en invertir en Cuba.

Su objetivo primero es fortalecer el desarrollo económico y social cubano, que contribuya a elevar la calidad de vida de todo el pueblo.

Entre las actividades que se promoverán se encuentran el desarrollo de la infraestructura industrial, la generación eléctrica, la producción agrícola y forestal, el crecimiento del comercio mayorista, las industrias, el turismo y la construcción, la biotecnología, más los sectores de energía, minas y transporte. Para ello se ha ampliado la cartera de proyectos abiertos a la inversión y se priorizará el desarrollo de la Zona Económica Especial del Mariel

No habrá libre contratación de la fuerza de trabajo, sino que se mantendrá la figura de la agencia empleadora; no se otorgarán derechos de exclusividad sobre el mercado cubano al socio extranjero.

La participación cubana siempre será mayoritaria en las asociaciones dirigidas a la extracción de recursos naturales, prestación de servicios públicos y desarrollo de tecnología.

La nueva ley responde además, a nuevos interrogaciones como la posible participación de los cubanos americanos en las inversiones en Cuba, precisandose que ningún ciudadano del mundo tiene veto para invertir en Cuba, siempre que se trate de personas que no tengan posiciones adversas al proceso revolucionario, y que no estén vinculadas con la mafia terrorista miamense. Además, deben ofrecer posibilidades acorde con la cartera de inversiones que ya tenemos o que ofrezcan negocios de interés sustantivo para el país”“Siempre que se trate de personas que no tengan posiciones adversas al proceso revolucionario, y que no estén vinculadas con la mafia terrorista miamense. Además, deben ofrecer posibilidades acorde con la cartera de inversiones que ya tenemos o que ofrezcan negocios de interés sustantivo para el país.

La nueva legislación también autoriza, con carácter excepcional, la inversión extranjera en organizaciones económicas de propiedad no estatal con personalidad jurídica, conjuntamente con sociedades mercantiles de capital cubano.

Se mantiene la excepción a la inversión en los servicios de salud y educación a la población y de todas las instituciones armadas, salvo en sus sistemas empresariales.

Para lograr el objetivo de atraer inversiones desde el extranjero, Cuba presentará y promoverá en distintos espacios expositivos y soportes técnicos su cartera de proyectos integrales para realmente encadenar procesos productivos y, entre más ambiciones, modernizar y crear infraestructuras, contribuir al cambio de la matriz energética, producir alimentos, crear fuentes de empleo, captar métodos gerenciales, servirse de tecnologías competitivas y aprovechar nuevos mercados.

La nueva Ley de Inversiones Extranjeras,  que sustituye a la Ley No. 77 de 1995, es un garante de seguridad y protección para el inversionista, que podrá disponer de fuerza de trabajo calificada y apta para utilizar tecnologías novedosas, de un territorio casi completamente electrificado, de un país estable socialmente y en procesos de integración, que lo colocan al centro de importantes rutas comerciales.

El nuevo cuerpo legal entrará en vigor dentro de 90 días después de su publicación en la Gaceta Oficial.

Síntesis de noticias publicadas en:

http://www.granma.cu/cuba/2014-03-29/aprobada-la-nueva-ley-de-inversion-extranjera

http://www.granma.cu/cuba/2014-03-29/ley-de-la-inversion-extranjera-impulso-vital-para-el-desarrollo-economico

http://www.cubadebate.cu/noticias/2014/03/29/aprobada-nueva-ley-de-inversion-extranjera-fotos/#.UzgbE6h_uSo

comments powered by Disqus
^ Top