La dispersión por vez primera en los cafetales de Villa Clara de unas 300 mil avispas africanas o Cephalonomia stephanoderis, disminuyó la propagación de las plagas e incidió directamente en la calidad de las cerezas.

Fernando Machado, especialista en lucha biológica de la Empresa Provincial de Sanidad Vegetal, dijo a la AIN que más del 92 por ciento del café acopiado este año es de primera calidad, en lo cual coadyuvó el trabajo fitosanitario con el uso de estos animales.

La avispa se introduce en los granos infestados y devora la broca hasta exterminarla completamente, incluidas sus larvas.

La Broca es la plaga más frecuente, agresiva y dañina del café, y su persistencia puede arruinar cosechas completas porque las cerezas infestadas pierden calidad comercial, explicó Machado.

Pedro Grau, especialista de la Empresa Municipal Agropecuaria, (EMA)de Jibacoa, precisó a la AIN que la aplicación del nuevo controlador biológico junto a otras acciones sanitarias permitió reducir al 2.6 por ciento la infestación en las plantaciones, cifra considerada muy positiva atendiendo a los estándares internacionales.

Añadió que el empleo tradicional de las Cephalonomia stephanoderis en los cafetales de naciones con altos resultados productivos como Brasil, Colombia, Nicaragua y Ecuador, valida su garantía.

Pedro Blanco, funcionario de la Empresa Municipal Agropecuaria de Jibacoa, explicó a la AIN que logran las avispas en un Centro de Reproducción de Entomófagos y Entomopatógenos (CREE) ubicado en las montañas, de acuerdo con las necesidades agrarias.

Estos insectos junto a la Bauveria Bassiana y las trampas de capturas de la broca aseguran el manejo integrado de plagas y enfermedades de los cafetos solamente con medios naturales, aseveró.

Agregó que esta siembra, junto al tomate, boniato, maíz y yuca, figura entre las plantaciones de Villa Clara en las cuales no se emplean medios químicos .

Marta Hernández

Santa Clara

http://www.ain.cu/2013/diciembre/14ya-controlador_biologico.htm

 

comments powered by Disqus
^ Top