El gobierno cubano esta concentrando sus esfuerzos en muchos sectores abandonados por la inercia, el descontrol, la tolerancia, la apatía y muchos otros calificativos negativos que en vez de hacernos avanzar, en realidad nos han hecho caminar hacia atrás como los cangrejos. Unos de estos “sectores” es la educaciόn.

Recuerdo cuando yo era pequeña o jovencita, si por alguna casualidad se me ocurría hacer algo indebido y alguna persona mayor, cualquiera que fuera, me regañaba, la reacciόn inmediata era no contestar “porque a las personas mayores no se les contesta”, “porque a las personas mayores hay que respetarlas” , “porque las personas mayores siempre tienen a razόn” y libreme Dios si decía algo;  al contrario, la cuestiόn principal radicaba en que mi padres no podían saber que me habían regañado en la calle porque lo que me caía encima era el ciclόn Flora. Sin embargo, esa educaciόn se ha resquebrajado a tal punto que hoy en día es el mismo niño que va a quejarse ante los padres de que la vecina o ciclanita lo había regañado y esto es razόn suficiente para que los padres vayan a “discutir” a la vecina imperfecta que le ha regañado al maleducado niño….y es así que los niños tienen siempre la razόn y las personas mayores son las mal educadas.

Cuántas veces hemos oído decir a nuestros padres y abuelos “la educaciόn nace en la cuna”, Estos son apenas recuerdos imperceptibles de un pasado demasiado lejano para ser recordado.

 …pero cómo empezó todo?

 Yo tenía un vecino, al doblar de la esquina de mi casa, el cual tuvo la suerte de poseer un estereo bastante grande y potente como para hacer sentir la mύsica al menos a tres cuadras a la redonda, y él que pensaba que los vecinos eran felices de compartir su romanticismo, ponía la mύsica a todo volumen y lo que es peor hasta altas horas de la noche practicamente todos los dìas. Hasta un día que alguien se cansό de no poder dormir y a las 03:00 am llamό a la Policía, la cual enseguida intervino. Dicen las malas lenguas, porque yo no lo presencié, que el agente le refiriό “Tu vecina Fulana se quejό de la mύsica alta, ahora la apagas y cuando yo me vaya si quieres la vuelves a poner”

Si es verdad o no que sucediό así, no lo sé…pero más nadie se quejό y la mύsica continuό a dispararla alta todos los santisímos días…es posible que todo haya empezado por ahí.

Han pasado más de 15 años de estos hechos, los géneros musicales han variado y muchos han involucionado hasta llegar al monόtono reguetόn, que a lo mejor no es verdad que es tan escandaloso y monόtono, sencillamente que yo me estoy poniendo vieja y me cuesta trabajo procesar este tipo de mύsica…bueno, el caso es que mi vecino romanticόn a la Nelson Ned envejeciό igual que yo o se mudό, algo pasό, pero lo real y cierto es que este año cuando llegué a mi casa pensando de disfrutar de mis merecidas vacaciones tuve la oportunidad de comprobar que algunas cosas continύan en su mismo lugar,  me dieron una agradable sorpresa : ahora es la vecina que tengo a mi derecha la nueva DiscJ del barrio.

La música la pone tan alta que distorsiona y las paredes de mi casa retumban.  El primer día no dormí, el segundo me puse los tapones al oído y aύn así continuaba a oír la mύsica, el tercer dìa el estereo estuvo dando su concierto hasta las 06:00 am (un día entre semana y por supuesto yo despierta….felicisima!!!) A este punto, haciendo acopio de paciencia me dediqué a informarme y a recoger la opiniόn delos demás vecinos, por seguridad,  no fuera a ser que yo estaba volviendome paranoica, visto que parecía algo increible. Hubiera sido mejor que no preguntara nada, no había un solo vecino que sintiera la mύsica, las motivaciones eran tan variadas que me maravillé, hay una que hasta la posiciόn de su cuarto se la inventό en otro lugar para hacerme creer que no podía escucharla debido a la lejanía … lejanía!! A penas encima de mi cuarto!!

Efectivamente, la conclusiόn de todo es que yo ya estoy vieja y decrépita. No me puedo quejar, en el mejor de los casos asisto estasiada a la competencia que entablan los dos vecinos que tengo enfrente por llegar a tumbarle el puesto a la Disc J del barrio. A veces no se entiende bien si estas viviendo dentro de un panal de abejas locas o en un manicomio de proporciones descomunales … pero señores, esta es la alegría y la educaciόn característica de la cual nos nutrimos nosotros los cubanos.

En el estado en que están las cosas, me viene a la mente solo una pregunta:  Y después de tantos años de completa y total despreocupaciόn por la educaciόn de las nuevas generaciones, ¿cόmo lograremos recuperarla antes que entre nosotros mismos nos descarnemos y nos hundamos en la peor mala educaciόn de los siglos de los siglos?

Siemprecubanos.com

comments powered by Disqus
^ Top