En una decisión sorprendente, la misión diplomática cubana en Washington D.C. anunció el martes que suspendía de inmediato los servicios consulares hasta nuevo aviso, por lo cual deja de emitir pasaportes y visas para viajar a la isla.

La decisión tendrá un severo impacto sobre el próspero negocio de viajes a Cuba, que en años recientes ha llevado a cientos de miles de cubanoamericanos y cubanos residentes en Estados Unidos a visitar frecuentemente a sus familiares en la isla. Además, casi 100,000 otros ciudadanos estadounidenses han viajado a Cuba en los llamados viajes de “pueblo a pueblo” debido a normas de la administración del presidente Barack Obama que han flexibilizado los reglamentos para viajar a Cuba.

Entre los tres millones de visitantes a la isla en el 2012, alrededor de 476,000 eran cubanoamericanos y cubanos residentes de Estados Unidos que dijeron tener el objetivo de visitar a familiares. Otros 98,000 visitantes provenientes de Estados Unidos estaban registrados como miembros de los programas de pueblo a pueblo en los que los viajeros se dedican a actividades educativas o culturales específicas que no pueden incluir el turismo. Los viajes turísticos a Cuba siguen estando prohibidos.

El Departamento de Estado no respondió de inmediato a solicitudes para que hiciera comentarios.

CRISIS PARA LA INDUSTRIA

Pero un ejecutivo de una de las más antiguas compañía que organizan viajes a Cuba, Marazul Charters, dijo que la decisión constituye una crisis para la industria particularmente porque tiene lugar cuando las agencias de viaje se preparaban para un aumento significativo de viajeros debido a las vacaciones del fin de año.

Armando García, presidente de Marazul Charters, agregó, sin embargo, que la crisis quizá sea solo de orden temporal si es que se resuelve el problema a corto plazo.

La Sección de Intereses de Cuba en Washington D.C. culpó del problema a una decisión del banco que administra sus cuentas de no prestar más el servicio y la imposibilidad de encontrar un banco reemplazante.

García también señaló que los viajeros que ya tengan en mano pasaportes y visas vigentes no tendrán problemas en viajar, pero que no sabe cuántas personas podrían resultar afectadas en última instancia.

Por su parte, un conocido experto sobre asuntos cubanos en Miami dijo que la suspensión de servicios consulares probablemente reducirá no solo los viajes a Cuba, sino también los ingresos que el gobierno cubano deriva de los viajeros.

“Esto va a reducir los viajes a Cuba”, dijo Jaime Suchlicki, director del Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Americanos de la Universidad de Miami. “También reducirá los ingresos para el gobierno cubano y hará felices a algunas personas e infelices a otras”.

Suchlicki se refería a las opiniones encontradas entre cubanoamericanos y entre otros sectores sociales del país. Muchos cubanoamericanos favorecen los viajes a Cuba para ver a sus familiares, mientras que otros se oponen. Estos últimos argumentan que cuanto más viajes hay, más ingresos percibe el gobierno cubano, de esta manera socavando los objetivos del embargo comercial de Estados Unidos. También hay grupos que abogan por el levantamiento de la prohibición de viajes turísticos a la isla.

El sorpresivo anuncio viene apenas unas semanas antes del comienzo de la temporada de viajes a la isla para las fiestas de fin de año y solo unos días después de que dos funcionarios de la Sección de Intereses de Cuba en Washington viajaran a Miami para reunirse con ejecutivos de las empresas que se encargan de los viajes entre la isla y Estados Unidos.

En un comunicado de dos páginas, la Sección de Intereses de Cuba en Washington culpó de la suspensión de servicios consulares a una decisión por parte del banco que utiliza la misión diplomática, M&T Bank. La misión diplomática señaló que el 12 de julio M&T Bank advirtió a la sección de intereses que ya no se ocuparía de proveer servicios a misiones extranjeras.

La oficina de relaciones públicas de M&T Bank no respondió a un pedido de hacer comentarios.

BUSCANDO UN BANCO

Desde julio, la misión cubana ha tratado de encontrar una nueva entidad bancaria —incluso con la asistencia del Departamento de Estado de Estados Unidos— pero no ha podido encontrar un nuevo proveedor de servicios. La declaración de Cuba culpó de esto al embargo comercial estadounidense.

El comunicado de la Sección de Intereses dice en parte: “Debido a las restricciones vigentes derivadas de la política de bloqueo económico, comercial y financiero del gobierno norteamericano contra Cuba, ha sido imposible para la Sección de Intereses encontrar hasta la fecha un banco estadounidense o de otro país con sede en Estados Unidos, que asuma las cuentas bancarias de las misiones diplomáticas cubanas”.

Como resultado de esto, agrega el comunicado, la misión decidió suspender a partir del martes mismo —y hasta nuevo aviso— todos los servicios consulares. Solo se procesarán solicitudes de orden humanitario, según el comunicado.

Esto significa que los cubanoamericanos y cubanos residentes en Estados Unidos ya no podrán obtener pasaportes cubanos y los viajeros estadounidenses autorizados para viajar a la isla no serán capaces de solicitar visados. Los ciudadanos estadounidenses nacidos en Cuba por lo general están obligados a obtener pasaportes cubanos para viajar a la isla.

“La Sección de Intereses lamenta particularmente las afectaciones que esta situación causará a los ciudadanos cubanos y norteamericanos, debido a la imposibilidad de que la Sección Consular continúe facilitando los tramites asociados a la emisión de pasaportes, visas, legalización de documentos y otros servicios”, según el comunicado.

ALFONSO CHARDY

ACHARDY@ELNUEVOHERALD.COM

 

Publicado el miercoles 27 noviembre 2013

http://www.elnuevoherald.com/2013/11/27/v-fullstory/1624265/cuba-suspende-emision-de-pasaportes.html

 

 

comments powered by Disqus
^ Top