Mariela Castro, hija de Raúl Castro y presidente del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) de Cuba, ha sido la principal impulsora del reconocimiento de los derechos de los homosexuales y transexuales en Cuba. Ha sido promotora de una política que protegiera y contribuyera a integrarlos en la sociedad cubana, así como la implementación de medidas más eficaces en la lucha contra el SIDA.

La modificación del artículo 68 de la actual Constitución cubana premia sus esfuerzos. El texto della Carta Magna vigente que establece el concepto de matrimonio como la unión “entre un hombre y una mujer” pasa a ser definido como la unión “entre dos personas”, dejando el concepto abierto, dando la posibilidad a la legalización del matrimonio homosexual.

Un gran paso que amplía o le da la justa posición al estado de derechos  humanos al colectivo de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales (LGBT) cubanos.

comments powered by Disqus
^ Top