El accidente ocurrió a las 12.08 horas del viernes 18 de mayo de este 2018, cuando un Boeing 737-200 arrendado por Cubana de Aviación, con tripulación extranjera y 107 pasajeros a bordo, que hacía el recorrido desde La Habana a Holguín en el vuelo DMJ 0972, en el momento del despegue se precipitó a tierra entre el aeropuerto José Martí y Santiago de Las Vegas.

En el vuelo viajaban un total de 113 personas (58 mujeres y 55 hombres) compuesto por 6 miembros de la tripulación que eran mexicanos y 107 pasajeros. De los pasajeros, 102 eran cubanos residentes en varias provincias de la isla (67 eran de Holguín), 3 turistas extranjeros (2 argentinos y 1 mexicano), 2 residentes temporales saharauis que se presume fuesen estudiantes.

Sobrevivieron al accidente cuatro personas, una falleció antes de llegar al hospital y tres permanecen con vida, las cuales están bajo cuidados médicos especializados en el hospital universitario General Calixto García, reportadas en estado grave extremo con pronóstico reservado.

El accidente ocurrió distante del aereopuerto, el mismo mantuvo su normal funcionamiento, sus pistas estaban intactas por tanto no fue suspendido ningún vuelo. Tampoco hubo daños a centro o viviendas pues el impacto fue en el campo abierto.

Inmediatamente el gobierno cubano creó las condiciones para atender a los familiares de las víctimas. A las residentes en las diferentes provincias se les trasladó hacia la capital garantizandoles hospedaje en el Hotel Tulipán, mientras que en la sede de la Corporación de la Aviación Cubana (CACSA) se recibieron a las familias habaneras. Los familiares están siendo atendidos y apoyados por grupo multidisciplinario compuesto por psicólogos, psiquiatras, médicos, además miembros del Partido y del Gobierno les brindan sistemáticamente información. Toda la tramitación compleja y engorrosa que inicia una vez identificado el cadáver, está siendo agilizada y realizada directamente por el gobierno.

Estado actual del proceso de investigación

El mismo día del accidente, fue creada una comisión investigadora, presidida por el Instituto de Aeronáutica Civil, la cual realizará una pesquisa exhaustiva en colaboración con el Ministerio del Interior.  Las autoridades norteamericanas pidieron  que los fabricantes del avión Boeing 737-200 participaran de las pesquisas, a lo que Cuba accedió. También se incorporarán peritos internacionales y las aseguradoras.

El proceso de esclarecimiento será complejo, debido a las  intensas lluvias ocurridas el día de los sucesos, pero a pesar de la difícil situación climática, en menos de 24 horas se recuperaron todos los cadáveres que fueron 109, cifra a la que se suman las cuatro personas que sobrevivieron al accidente.

Para identificar las víctimas, Medicina Legal trabaja las 24 horas en cinco grupos de trabajo. Hasta el momento se han identificado plenamente 15 cadáveres, entre ellos cinco niños.

La caja negra de voces del vuelo fue recuperada y se encuentra en buen estado. Aún se busca la de datos.

Ampliar informaciones en:

http://www.granma.cu/accidente-aereo/2018-05-20/preguntas-y-respuestas-frecuentes-sobre-el-accidente-aereo-en-cuba

http://www.granma.cu/accidente-aereo/2018-05-19/visita-diaz-canel-a-sobrevivientes-de-accidente-aereo-19-05-2018-16-05-34

 

 

comments powered by Disqus
^ Top